El presidente del Partido Nacionalista Vasco en el Fórum Europa

Urkullu acusa al Gobierno de tratar de "alterar la foto" electoral excluyendo a Batasuna

Con el patrocinio de BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 6 de febrero. El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, acusó hoy directamente al Gobierno de recurrir a la impugnación de listas electorales de la izquierda abertzale para "alterar la fotografía de representación electoral en las instituciones vascas". Urkullu lanzó esta acusación en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, donde denunció una doble "vara de medir" a la hora de aplicar la Ley de Partidos ajustada a "la conveniencia del Gobierno".

Manifestó la oposición de su partido a esa norma y se preguntó si en sus casi tres años de vigencia "¿se ha terminado con ETA? o ¿se ha terminado con la capacidad de movilización de una parte de la sociedad vasca?".

Además, mostró su "preocupación" por el uso de la vía penal para tratar de apartar a las formaciones políticas de la izquierda abertzale del proceso electoral, con la interpretación de que "todo es ETA en ese mundo".

En ese sentido, aventuró que, probablemente, el Tribunal Supremo no esté "tranquilio ni a gusto" con la impugnación de las candidaturas de Askatasuna y D3M por la Abogacía del Estado.

ELECCIONES
Urkullu rechazó adelantar antes de conocer el resultado de las elecciones, cuáles serán las opciones de pacto que maneja el PNV para el caso probable de no lograr mayoría suficiente para gobernar en solitario.

"Nosotros nos presentamos con nuestro programa, nuestros proyectos y nuestro planteamiento, y a partir de los resultados del 1 de marzo, lo que la ciudadanía haya decidido traerá sus consecuencias", aseguró.

El PNV dice aportar el "saber hacer" de años de gobierno, la confianza, la experiencia en la gestión y "el mejor líder, tanto de entre todos los que pudieran haber sido candidatos en el PNV, como en comparación con cualquier otro candidato que se presenten y cuyo currículum es incomparable con cualquier otro".

Aseguró que el Partido Nacionalista no rechaza celebrar un debate televisivo con otros candidatos, pero puntualizó que la alternativa al PNV es una alianza entre el PSE y el PP, por lo que, como mínimo, un debate electoral debería celebrase con la presencia de Juan José Ibarretxe y de los candidatos socialistas, Patxi López, y popular, Antonio Basagoiti. "En el PNV no desdeñamos ningún debate, ni en euskera ni en castellano" concluyó.

Preguntado sobre una información según la cual el rey Juan Carlos habría mostrado su preferencia por Patxi López en una conversación informal, Urkullu dijo que mientras "no se desmienta lo que se ha publicado, ahí está".

En todo caso, aseguró, "la libre interpretación de los vascos nos lleva a pensar que cualquier comentario vale para intentar deslegitimar la representación mayoritaria que pueda tener el PNV", tras las elecciones.

Sobre el libro "Memoria de Euskadi" de la periodista María Antonia Iglesias, dijo que debió haberse publicado en noviembre de 2008 y se preguntó los motivos que han hecho que su salida a la luz se retrasase hasta la antesala de las elecciones vascas.

Dejó, en todo caso a interpretación de cada uno, el desvelar si él se siente reflejado en la entrevista destacando, en todo caso, que la propia autora tildó a Urkullu de "ingenuo" en una entrevista promocional del libro.

Yo no me tengo por ingenuo", aseguró el dirigente peneuvista dejando entrever su descontento, "pero esa respuesta refleja la profesionalidad y la objetividad con la que se quieren tratar ciertos temas".

ETA
A ETA, el presidente del PNV le dispensó "el mayor desprecio" y recordó que su partido fue el primero que en democracia convocó una manfifestación en contra de la banda en octubre de 1978, lo que le granjeó la "incomprensión" de buena parte de la sociedad.

Para luchar contra la banda terrorista, Urkullu pidió "mayor democracia" y una voluntad compartida para impedir que ETA "se convierta en protagonista, no sólo ahora, sino en el futuro".

En su intervención inicial, Urkullu defendió el núcleo central de la oferta electoral del PNV en materia de autogobierno. Abogó por tener derecho a decidir conjuntamente como única vía para encauzar las ansias las reclamaciones de la sociedad vasca.

Insistió en dar importancia a la "codecisión" y al "pacto" sobre unas bases de "bilateralidad, garantías y condiciones de lealtad" que den confianza a todas las partes implicadas en el acuerdo.

BANDERAS
El presidente del PNV dijo no sentirse orgulloso de que la bandera española ondee desde ayer en el Parlamento vasco, argumentando que él sólo se siente vasco y que la imposición de ciertos símbolos lo que hace es "herir sensibilidades" y no promover la adhesión a los mismos.

En ese sentido abogó por guiarse por el sentido común y no tratar de "imponer emblemas" que lo que hacen en es promover enfrentamientos. "Dejemos los símbolos estar y no los convirtamos en un mot0ivo de batallas o enfrentamiento", concluyó.

Evento relacionado: 

Galería